DECRETO NÚMERO 53-93

EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA

EN CONSEJO DE MINISTROS:

CONSIDERANDO: Que el Presidente de la República, tiene la administración general del Estado y que, entre otras, tiene como atribuciones dirigir la política general del Estado y representarlo; emitir acuerdos y decretos y expedir reglamentos y resoluciones conforme a la Ley; dictar medidas extraordinarias en materia económica y financiera cuando así lo requiera el interés nacional debiendo dar cuenta al Congreso Nacional y velar por la armonía entre el capital y el trabajo.

CONSIDERANDO: Que mediante Decreto Legislativo No.167-91 se emitió la Ley del FONDO SOCIAL PARA LA VIVIENDA, la que adolece de una serie de defectos de orden jurídico y estructural, como ser la indefinicion en lo relativo a la personalidad jurídica; el ejercicio de la misma; la capacidad de contratacion, la coexistencia de un régimen general de aportaciones y de varios regímenes especiales de vivienda; la obligatoriedad de las aportaciones al régimen de aportaciones privadas y la supuesta autonomia administrativa de dicho régimen.

CONSIDERANDO: Que los recursos captados por el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), del Fondo Social para la Vivienda, provienen de las aportaciones que hacen trabajadores y patronos en condiciones de igualdad para ser utilizadas en beneficio exclusivo de los trabajadores aportantes, quienes deberían tener el derecho de retirar las aportaciones patronales y salariales en el momento oportuno.

CONSIDERANDO: Que siendo que los recursos del RAP son de orden privado deberían ser administrados principalmente por los representantes de los aportantes a dicho régimen y así mismo, la administración de los recursos no deben estar sometidos a la disciplina del derecho público, sino a la del derecho privado bajo la supervisión que al efecto debe ejercer la Superintendencia de Bancos del Banco Central de Honduras.

CONSIDERANDO: Que el Fondo Social para la Vivienda es una unidad desconcertada de la Presidencia de la República y que es deber del titular del Poder Ejecutivo tomar las medidas extraordinarias de administración para garantizar su funcionamiento económico y financiero porque así lo exige el interés nacional.

CONSIDERANDO: Que el sector empresarial y laborante a través de sus organizaciones más representativas concertadamente han solicitado a la Presidencia de la República, la emisión de medidas urgentes que permitan el otorgamiento de créditos para soluciones habitacionales destinadas a los trabajadores aportantes.

POR TANTO,

DECRETA:

Artículo 1.- Solicitar a las organizaciones de empresarios y de trabajadores, que a la mayor brevedad posible elaboren en forma concertada, un anteproyecto de Decreto que permita la organización, estructura, administración y funcionamiento del Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), y de los regímenes especiales en forma independiente del Fondo Social para la Vivienda (FOSOVI). Los regímenes especiales deberán ser aprobados por el Consejo Directivo del RAP.

Artículo 2.- Instruir a la unidad ejecutora de transición del Sector Vivienda y Asentamientos Humanos creada por el Decreto Ejecutivo 61-91, y reformado por el Decreto Ejecutivo 44-92, para que a la mayor brevedad posible presenten a la Presidencia de la República, un anteproyecto de Ley de FOSOVI como ente público encargado de elaborar y ejecutar la política financiera estatal en materia habitacional.

Artículo 3.- Hasta tanto el Soberano Congreso Nacional apruebe las modificaciones a la Ley de FOSOVI y emita la Ley que regulará al RAP y a los regímenes especiales, éstos últimos se regirán por la Ley de FOSOVI, y por las siguientes disposiciones:

  1. La Administración del RAP corresponderá exclusivamente al Consejo Directivo del régimen, el cúal está integrado en la forma establecida en el Artículo 23 de la Ley de FOSOVI. Dicho Consejo tomará las medidas pertinentes para asegurar la correcta administración de las aportaciones que con carácter obligatorio deben realizar los trabajadores y patronos en los límites y porcentajes que estable la Ley de FOSOVI.
  2. Asimismo, emitirá las disposiciones generales y especiales pertinentes para garantizar un adecuado otorgamiento de créditos a los trabajadores aportantes por intermedio de las entidades intermediarias que previamente haya aprobado. Los contratos que deben suscribirse por cuenta del RAP serán afirmados por el Gerente que nombre el Consejo Directivo.
  3. Las aportaciones de trabajadores y patronos al RAP se tendrán y administrarán como recursos independientes y separados del patrimonio de FOSOVI, los que deben destinarse para financiar la solución de los problemas habitacionales de los trabajadores aportantes.
  4. El Consejo Directivo del RAP reglamentará la percepción, custodia, administración y devolución de las aportaciones a los trabajadores, las operaciones crediticias a realizar con las entidades autorizadas, la contratación y determinación de las funciones del personal, los viáticos y las compras y suministros.
  5. El Consejo Directivo del RAP podrá otorgar financiamientos para mejoras con garantía institucional a las entidades que forman parte del sistema financiero nacional.
  6. Podrá asimismo autorizar a las instituciones que conforman el sistema financiero nacional para que puedan emitir títulos valores nominativos que representen la totalidad o parte fraccionada de créditos destinados a financiar soluciones habitacionales cuyo título gozarán de la garantía institucional del emisor. El acta de emisión estará exenta de timbres fiscales y deberá inscribirse en el registro respectivo.
  7. Con el propósito de fortalecer al RAP, se autoriza por una sola vez a los patronos y trabajadores de empresas que al primero de enero de mil novecientos noventa y dos tenían obligación de cotizar para que puedan incorporarse al sistema en un plazo de tres (3) meses a partir de la vigencia de este Decreto, sin recargos moratorios, en cuyo caso deberán comenzar a cotizar en el mes en que se inscriban. De igual beneficio gozarán los patronos y trabajadores que se han incorporado al RAP extemporáneamente hasta esta fecha.
  8. La Constitución, funcionamiento y reglamentación de los regímenes especiales deberá ser aprobada por el Consejo Directivo del RAP.

Dado en Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, a los cinco días del mes de noviembre de mil novecientos noventa y tres.

RAFAEL LEONARDO CALLEJAS

CELIN DISCUA ELVIR

Secretario de Estado en los Despachos de Gobernación y Justicia. 

MARIO CARIAS ZAPATA

Secretario de Estado en los Despachos de Relaciones Exteriores.

CARLOS CHAIN

Secretario de Estado en los Despachos de Economía y Comercio. 

RENE ARDON MATUTE

Secretario de Estado en los Despachos de Hacienda y Crédito Público.

 

LAZARO MELANIO AVILA SOLENO

Secretario de Estado en los Despachos de Defensa y Seguridad Pública.

 

CARLOS TORRES LOPEZ

Secretario de Estado en los Despachos de Trabajo y Previsión Social. 

RAMON PEREIRA

Secretario de Estado en los Despachos de Salud Pública.

JAIME MARTINEZ GUZMAN

Secretario de Estado en los Despachos de Educación Pública.

ENRIQUE AYALA NAJERA

Secretario de Estado en los Despachos de Comunicaciones Obras Públicas y Transporte, por Delegación. 

SONIA CANALES DE MENDIETA

Secretario de Estado en los Despachos de Turismo.

MARIO NUFIO GAMERO

Secretario de Estado en los Despachos de Recursos Naturales. 

ORLANDO FUNEZ CRUZ

Secretario de Estado en los Despachos de Planificación, Coordinación y Presupuesto.

JOSE TOMAS GUILLEN WILLIAMS

Director Ejecutivo del Instituto Nacional Agrario. 

CARLOS A. MEDINA

Comisionado Nacional del Ambiente.


Ley del FOSOVI | Acuerdo 635